Beneficios del pensamiento computacional

El pensamiento computacional no es solamente aplicable al mundo informático, al contrario. Los beneficios educativos de poder pensar de manera computacional son varios, empezando por el uso de abstracciones que mejoran y refuerzan las habilidades intelectuales, y que por tanto pueden ser transferidos a cualquier otro ámbito.

Los informáticos ya conocen el valor del pensamiento abstracto, pensando en múltiples niveles de abstracción y empleándola para manejar la complejidad. Nuestra labor incluye difundir los beneficios que el pensamiento computacional puede aportarnos.

El pensamiento computacional implica un conjunto de técnicas y habilidades de resolución de problemas que los programadores utilizan para escribir los programas que conforman las aplicaciones informáticas que utilizamos a diario (buscadores, email, etc). Las más relevantes serían:


  • Descomposición. Un ejemplo sería la capacidad de identificar los ingredientes de un plato desconocido basándonos en su sabor.

  • Reconocimiento de patrones. Como los analistas del mercado de valores que utilizan el análisis técnico para decidir cuándo vender y comprar acciones.

  • Generalización de patrones y abstracción. Por ejemplo en una agenda utilizamos la abstracción para representar una semana en términos de días y horas para poder organizar mejor nuestro tiempo.

  • Diseño algorítmico. Por ejemplo cuando un cocinero escribe una receta está creando un algoritmo que permite que otras personas lo puedan seguir para obtener el plato.


El desarrollo y el trabajo continuado de estas técnicas y habilidades nos proporcionará muchos beneficios tales como:

  • Entender qué aspectos de un problema son susceptibles de ser resueltos mediante la computación.

  • Evaluar las herramientas y técnicas computacionales más adecuadas a un problema.

  • Entender las limitaciones y las capacidades de las herramientas y técnicas computacionales.

  • Aplicar o adaptar una herramienta o técnica computacional para un nuevo uso.

  • Reconocer las oportunidades de utilizar las técnicas computacionales de una manera novedosa.

  • Aplicar las estrategias computacionales como por ejemplo “divide and conquer” en cualquier ámbito.


Además de todo lo que hemos hablado hasta ahora hay que tener presente la vertiente práctica de estas habilidades que permitirán a nuestros alumnos utilizar los ordenadores como herramientas de creación desarrollando sus propios programas o contribuyendo a su desarrollo sea cual sea en un futuro la su actividad profesional. Sin ser exhaustivos ya modo de ejemplo algunas de estas posibilidades podrían incluir:

  • Creación de aplicaciones web (como Google, Facebook, Twitter, Gmail …).

  • Creación de aplicaciones para dispositivos móviles y tablets (Whatsapp, Instagram ..).

  • Creación de videojuegos.

  • Desarrollo de software de control de robots.

  • Inteligencia artificial y realidad virtual.

  • Creación de nuevas técnicas médicas (Bioinformática)
  • Carrera espacial (NASA, Agencia Espacial Europea ..)