Los beneficios de la gamificación

La gamificación es la utilización del juego para que el aprendizaje de nuevos conocimientos y habilidades se convierta en una actividad lúdica y divertida para los niños.

La gamificación en el sector educativo es la utilización del juego para que el aprendizaje de nuevos conocimientos y habilidades se convierta en una actividad lúdica y divertida para los niños. En el caso de Codelearn, los juegos y ejercicios planteados en la plataforma, basados en las aventuras que viven unos personajes, están pensados para amenizar el aprendizaje de la programación y la robótica.

El juego es una herramienta que gusta tanto a los pequeños como a los mayores, pero está especialmente relacionada con la infancia. Los niños tienen un interés especial por jugar y el hecho de basar el aprendizaje en juegos hace que lo encuentren mucho más divertido y motivador, por lo que le dedican mucho más tiempo y atención a lo que les enseñamos si lo comparamos con darles una clase tradicional. Es por eso que en Codelearn apostamos por el aprendizaje autónomo a través del juego: el alumno va avanzando mediante las instrucciones que se le proporcionan para resolver cada reto, de manera que la figura del profesor es más bien la de un guía o una persona de soporte que estará ahí para resolver sus dudas concretas cuando lo necesite, pero no impartirá ninguna clase magistral.

Por otro lado, el hecho de basar el aprendizaje en un juego hace que los conceptos se asimilen de forma progresiva a medida que se va avanzando en las aventuras, igual que cuando jugamos a un videojuego y tenemos que superar diferentes niveles de dificultad. Si el alumno supera el reto puede seguir avanzando, pero si no asimila los conocimientos tendrá que ir repitiendo el ejercicio hasta que lo entienda y supere el nivel.

De este modo se mantiene la motivación de los alumnos por avanzar, pero también nos aseguramos de que han entendido bien y han interiorizado todo lo que han aprendido hasta el momento. De hecho, esta motivación es precisamente la herramienta que favorece la adquisición de nuevos conocimientos, ya que es más fácil que los asimilen si están atentos y concentrados en una misma cosa, como ocurre cuando juegan y se divierten intentando alcanzar un objetivo.

Otra de las ventajas de la gamificación y concretamente del uso de la plataforma de Codelearn es que, aunque cada alumno pueda aprender a su ritmo y de manera individual, el juego permite crear diferentes competiciones por equipos que fomentan la relación entre todos los niños y niñas de Codelearn y les ayudan a desarrollar sus habilidades sociales, por ejemplo el trabajo en equipo. Este aspecto ha ido ganando mucho peso desde la creación de la Codeathlon, la primera liga de programación y robótica para alumnos de hasta 18 años, donde los alumnos tienen que formar equipos (clanes) de hasta 6 personas y tan diversos como sea posible, de manera que se puedan ayudar entre ellos, intercambiar diferentes conocimientos dentro de un mismo grupo y trabajar conjuntamente para poder ser el equipo ganador.

Finalmente, la gamificación nos ayuda a desarrollar el pensamiento computacional porque nos obliga a aplicar la lógica y nos enseña a resolver problemas y superar retos. Inevitablemente, esto se traduce también en una mejora del rendimiento escolar, ya que los alumnos son cada vez más rápidos a la hora de relacionar conceptos y asimilar nuevos conocimientos.