Coronavirus y confinamiento: las extraescolares online y las ventajas del e-learning

Tras las medidas aprobadas en varias Comunidades Autónomas y la decisión de Codelearn de cerrar todos sus centros, la mayoría de nuestros alumnos se enfrentan por primera vez a la formación puramente online, ya que el método Codelearn se basa en una formación semi presencial.

Durante las próximas semanas Codelearn ofrece la posibilidad de seguir trabajando desde casa, lo cual se ha convertido en una oportunidad para experimentar con un sistema de formación que tiene la vista puesta en el futuro académico y profesional de nuestros alumnos.

El e-learning es un sistema de formación que se caracteriza por utilizar la tecnología. Podemos llamarlo de muchas maneras (formación a distancia, formación online, aprendizaje virtual…), pero siempre nos estamos refiriendo a una educación que se realiza a través de Internet. A pesar de que lo asociamos sobre todo a las universidades a distancia o cursos abiertos y gratuitos (los populares MOOC), el e-learning es un recurso de formación que ofrece muchas posibilidades y que es lo suficientemente flexible para hacerse un lugar entre los recursos educativos para niños y adolescentes.

Hace tiempo que los ordenadores, los móviles y las tabletas han entrado en juego a la hora de educar a nuestros hijos e hijas, tanto en la escuela como en casa, gracias a la gran variedad de programas y aplicaciones desarrolladas con esta finalidad. Sin embargo, todavía no hay muchas opciones de extraescolars online, algo que puede parecer contradictorio si tenemos en cuenta que las extraescolares de hoy en día se dirigen a nativos digitales. La mayoría de la formación a distancia está pensada para adultos, por lo que hoy queremos destacar las ventajas del e-learning para niños y adolescentes a partir de nuestra experiencia con la plataforma online de Codelearn:

1. La sociedad tecnológica y el futuro laboral de los niños y adolescentes

Vivimos cada vez más rodeados de tecnología, tanto en el ámbito personal como en el profesional o el académico. De hecho, la tecnología está tan presente en todos los ámbitos que cada vez habrá más diferencia entre las personas que sepan entenderla y comunicarse con ella y aquellas que no, motivo por el que defendemos la necesidad de aprender a programar cuanto antes mejor.

La educación no es lo único que ha cambiado a causa de la tecnología, el trabajo también lo está haciendo progresivamente. Cada día hay más gente que aprovecha la tecnología para trabajar desde casa o que son nómadas digitales, es decir, personas que utilizan las nuevas tecnologías para trabajar desde cualquier lugar del mundo. Son tendencias que seguirán creciendo porque cada vez serán más los puestos de trabajo relacionados con la tecnología y es muy probable qye el futuro laboral de nuestros hijos e hijas pase por muchas situaciones en las que tengan que trabajar a distancia y conectados a la red.

2. Desarrollo de la autonomía de los niños y niñas

El e-learning es un tipo de aprendizaje que supone muchos retos para el alumno a nivel individual y contribuye al desarrollo de su autonomía. El hecho de que no exista una aula física, con unos compañeros sentados al lado y un profesor delante, fomenta que los alumnos intenten primero trabajar solos y encontrar soluciones a los problemas que se les plantean, y más tarde es cuando pasan a enviar las consultas si no encuentran una solución.

Por otro lado, el aprendizaje virtual les obliga a adquirir más responsabilidad sobre su faena, ya que son los mismos alumnos quienes deben recordar las tareas que tienen que hacer y se tienen que organizar para conseguirlo. En el caso de Codelearn, los alumnos online también cuentan con el soporte de un tutor, pero se trata de un aprendizaje autónomo en el que los protagonistas indiscutibles son los alumnos.

3. Una formación centrada en el alumno

En este sentido, existe una diferencia muy clara con la educación presencial, que en la mayoría de casos tiene al profesor como eje central de la educación. La formación online gira alrededor del alumno, que cabe destacar que se conecta a la plataforma por su propio interés de aprender, y es el mismo alumno quien avanza en su aprendizaje gracias a los contenidos que ahí encuentra.

En el caso de la extraescolar online de Codelearn, cada alumno avanza a su propio ritmo según su motivación y su facilidad para asimilar nuevos conocimientos. Cuenta siempre con el soporte de un tutor, pero se trata de una figura que ayuda y acompaña al alumno en su aprendizaje.

4. Un aprendizaje progresivo y personalizado

Del mismo modo que no hay dos clases presenciales iguales, tampoco hay dos plataformas e-learning idénticas. Sin embargo, generalmente las plataformas de aprendizaje online facilitan mucho más la posibilidad de hacer un seguimiento individual de cada alumno, ya que cada uno de ellos sigue los contenidos progresivamente y expone sus dudas concretas a medida que avanza en su proceso de aprendizaje.

5. La habilidad de trabajar en equipo

Con respecto al punto anterior, cabe destacar que el e-learning no tiene por qué ser siempre una actividad individual. En muchas ocasiones es una buena herramienta para desarrollar el trabajo en equipo, ya que exige una buena comunicación entre personas que se encuentran en difeentes lugares y que tienen que trabajar en un mismo proyecto.

En el caso de la extraescolar de Codelearn, la plataforma ofrece la posibilidad de participar en competiciones por equipos como la Codeathlon, la liga de programación y robótica de Codelearn. Gracias a este tipo de iniciativas, los alumnos de diferentes puntos del mapa pueden ponerse en contacto y trabajar en equipo con un objetivo común, una habilidad que será muy valorada por las empresas en su futuro profesional.

6. Flexibilidad

Para finalizar, queremos destacar el grado de flexibilidad que ofrece el e-learning, que permite que el alumno pueda conectarse en cualquier momento y desde cualquier lugar: lo único que necesita es disponer de conexión a Internet.

En el caso de las extraescolares online, esto permite compaginarlas mejor con otras actividades y obligaciones por parte del alumno, pero también supone una mayor libertad para los padres, que en este caso no tienen que invertir tiempo en desplazarse hasta el centro a una hora específica.