¿Qué son las habilidades STEAM?

Las habilidades STEAM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería, Arte y Matemáticas) fomenatan la capacidad de pensar por uno mismo

Cada vez son más los países que apuestan por acercar las habilidades científicas y tecnológicas a los más pequeños y potenciar un nuevo modelo de aprendizaje práctico y lúdico que fomente las llamadas habilidades STEAM.

Las siglas STEAM forman un acrónimo en inglés que surge de las palabras Ciencia, Tecnología, Ingeniería, Arte y Matemáticas (Science, Technology, Engineering, Arts, Mathematics). Aunque en los años 90 ya se hablaba de habilidades STEM, en los últimos años se ha añadido el componente creativo, abierto e innovador que aportan las artes para acabar adoptando el término STEAM.

La importancia de apostar por el desarrollo de las habilidades STEAM entre los más pequeños se debe a varios factores. En primer lugar, hay que tener en cuenta el aumento de la demanda de profesionales cualificados y con carreras técnicas que necesitan disponer de estas habilidades, una demanda que no se está pudiendo cubrir por la falta de formación de los estudiantes en estas áreas. Esta tendencia en el mundo profesional seguirá creciendo en los próximos años, por lo que es importante fomentar el interés de los niños y niñas por estas áreas de conocimiento y prepararlos para el futuro que les espera, que estará estrechamente vinculado a la tecnología.

Sin embargo, cabe señalar que estas habilidades no son solo necesarias para aquellas personas que quieran seguir una carrera técnica, sino que se trata de competencias que se pueden aplicar en cualquier ámbito y que ayudan a desarrollar otras habilidades tan importantes como la creatividad, la innovación, la lógica y la capacidad de resolver problemas, por citar algunos ejemplos.

Así pues, uno de los puntos a destacar es que las habilidades STEAM fomentan la capacidad de pensar por uno mismo, cuando se trata de proyectos individuales, y tomar decisiones en equipo cuando se trata de proyectos en grupo. Ya sea de manera individual o colectiva, los alumnos se ven forzados a experimentar, a hacer y deshacer, a buscar diferentes maneras de conseguir los resultados que quieren y a utilizar todo su ingenio. En definitiva, se trata de un trabajo que ayuda a mejorar su capacidad de resolver problemas de cualquier tipo; en otras palabras, a trabajar el pensamiento computacional.

Son muchas y muy distintas las maneras de trabajar las habilidades STEAM, pero en Codelearn lo hacemos principalmente a través de la programación y la robótica. Al aprender programación y robótica, trabajamos también las matemáticas, casi siempre necesarias para programar, conceptos de electrónica y mecánica en la construcción de algunos robots o el componente creativo de las artes a la hora de diseñar un videojuego y su hilo narrativo, por ejemplo.