Seleccionar página

Empieza un nuevo curso escolar y eso significa también que vuelven las actividades extraescolares. Todas las extraescolares tienen un impacto muy positivo sobre el desarrollo social y cognitivo de los niños y niñas, pero hay muchas distintas y lo más importante es elegir una actividad con la que los niños disfruten y se diviertan mientras trabajan diferentes habilidades que pueden ampliar lo que aprenden en el colegio. En este sentido, las extraescolares de programación y robótica son una actividad de tipo cognitivo con la que los niños pueden aprender habilidades transversales y a su vez trabajan una de las habilidades técnicas más importantes para su futuro: la programación.

Tras la llegada del coronavirus, durante el último año y medio hemos visto cómo se ha acelerado el proceso de digitalización y la llegada de lo que llamamos la 4a Revolución Industrial, una nueva etapa y una nueva realidad a la que nos tendremos que adaptar rápidamente. Y para hacerlo será necesario que adquiramos habilidades técnicas como la programación, pero también habilidades sociales y de resolución de problemas, entre otras. Es por eso que la educación STEAM gana cada día más importancia dentro del ámbito educativo y se va incorporando progresivamente en las escuelas e institutos. De hecho, en primavera, PISA 2022 (inicialmente 2021) evaluará por primera vez el pensamiento computacional de los alumnos.

El pensamiento computacional es la habilidad más importante que podemos trabajar con los más jóvenes para prepararlos para su futuro. Se trata de un conjunto de técnicas que trabajamos a través de la programación y la robótica, pero que están orientadas a la resolución de problemas de cualquier tipo y no solo relacionados con la tecnología. Entre ellas destacan la descomposición, el reconocimiento de patrones, la abstracción y el diseño algorítmico.

Otra de las habilidades más valoradas es la creatividad. A menudo se piensa en la programación como una actividad relacionada con las matemáticas y las ciencias exactas, sin relacionarla con la imaginación o la creatividad. Sin embargo, el trabajo de un programador informático es encontrar soluciones a diferentes problemas o crear nuevas soluciones que mejoren la vida de las personas. La programación es una herramienta que les ayuda a llevar a cabo sus ideas y proyectos; por eso, el aprendizaje de la programación y la educación STEAM en general fomentan la creatividad de los niños y les animan a experimentar y crear todo aquello que puedan imaginar.

En tercer lugar, hablamos mucho de educación STEAM porque, aunque Codelearn se centra sobre todo en la programación, esta es precisamente una herramienta que nos ayuda a reforzar otras materias escolares. Mediante la programación se pueden trabajar también las ciencias, las artes, las matemáticas, los idiomas y prácticamente cualquier cosa que se haga en las aulas. Por ejemplo, podríamos crear y programar un juego de cálculo (programación y matemáticas), con libertad para diseñarlo a nivel visual (arte) y que estuviera escrito en inglés (lengua extranjera).

En este sentido, se trata a menudo de un trabajo por proyectos, algo que nos ayuda también a romper el mito de que la programación es una actividad solo individual. Las extraescolares tecnológicas nos permiten mejorar la comunicación, el trabajo en equipo, el liderazgo y muchas otras habilidades sociales que son cada día más importantes tanto a nivel profesional o académico como a nivel personal. Y todo esto intentamos trabajarlo siempre a través de la gamificación y el juego para adaptarnos a las edades de los niños y niñas, que más allá de aprender y adquirir nuevos conocimientos tienen que disfrutar de la etapa que están viviendo y principalmente tienen que divertirse con la actividad y con el resto de sus compañeros.

Uso de cookies

Codelearn.es utiliza 'cookies' para mejorar la experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que lo aceptas. Más información

ACEPTAR